mundo
Saludable

Menu Blog
Radiccio: La verdura que tal vez no conozcas, pero deberías
  • 2019-07-26
  • 1455
Radiccio: La verdura que tal vez no conozcas, pero deberías

¿Radiccio? Puede ser que nunca lo hayas escuchado o que cuando lo viste en el autoservicio pasaste de largo porque no sabías como prepararlo y tampoco todos los beneficios que te puede proporcionar, sigue leyendo para que te decidas a darle una oportunidad.  

El radiccio, como te lo puede indicar su nombre, tuvo su origen en Italia, se caracteriza por su vibrante color berenjena que contrasta con el color blanco de la base de sus hojas, las cuales son delicadamente crujientes con un sabor ligeramente amargo, picante, similar a las endivias. Su textura es ligeramente más gruesa que la mayoría de las lechugas, y definitivamente su color te puede ayudar a agregar un toque de color que hará que tus platillos resulten más atractivos a la vista. 

Y si aún tienes dudas para decidirte a incluirlo en tu alimentación, los beneficios que le proporciona a tu salud acabarán por convencerte de probarlo, algunos de ellos son:

  • Ayuda a fortalecer tu sistema inmune
  • Puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol sanguíneo
  • Ayuda a mantener a tus huesos fuertes
  • Favorece la regularidad
  • Puede ayudar a mantener un peso saludable
  • Facilita la digestión
  • Protege la salud de tu corazón
  • Puede ayudar a mantener tu presión arterial en niveles saludables 

 

Disfruta del radiccio

Para preparar el radiccio, sigue las siguientes recomendaciones:

  1. Corta el último centímetro del extremo grueso.
  2. Corta el radicchio por la mitad, a lo largo, y luego corta una cuña en la parte inferior, donde las hojas se han fusionado para formar un corazón blanco sólido. Esta parte suele ser bastante amarga, aunque es completamente comestible, por lo que es tu decisión si la eliminas o no.
  3. Puedes separar cada una de las hojas enteras de la cabeza para usarlas como recipientes en lugar de tortillas para rellenarlas de tus guisados favoritos, agregar a tu sándwich, o bien, puedes cortar las hojas en tiras finas y agregarlas a tus ensaladas. 

 

No importa como prefieras incluirlo en tu alimentación, crudo, asado o a la parrilla, como prefieras hacerlo, pero no esperes más para disfrutar su sabor y obtener todos sus beneficios. 

Dejanos tu opinion
Comentarios (0)